Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Aceptar Más información
OAL Huétor Tájar
Inicio > Novedades

Novedades

OAL Huétor Tájar

INCENTIVOS FISCALES 2013 PARA NUEVAS EMPRESAS

Viernes, 19 de abril de 2013

NUEVOS INCENTIVOS FISCALES 2013

Tipo reducido del impuesto de sociedades para emprendedores

Las sociedades constituidas a partir del 1 de enero de 2013 disfrutarán de dos años con una escala reducida en el impuesto de sociedades. Se aplicará en el primer periodo impositivo en que la base imponible resulte positiva (y por tanto nos obligue a pagar el impuesto de sociedades) y en el siguiente.

• Tipo del 15% por la base imponible comprendida entre 0 y 300.000 euros.

• Tipo del 20% por la base imponible restante.

Cuando el periodo impositivo sea inferior a un año, el límite de 300.000 euros se reducirá proporcionalmente al número de días.

Será requisito necesario que se considere que la sociedad supone el inicio de una actividad económica.

 

Reducción del 20% en los rendimientos netos del IRPF

Los autónomos dados de alta a partir del 1 de enero de 2013 y que tributen en el régimen de estimación directa del IRPF disfrutarán durante dos periodos impositivos de una reducción del 20% en el rendimiento neto positivo.

Se establece para ello como requisito el inicio de una actividad económica, lo que supone no haber ejercido actividad económica alguna en el año anterior a la fecha de alta.

La reducción también será aplicable en caso de iniciar una segunda actividad con posterioridad a la primera.

Se establece un límite de manera que la reducción no podrá superar los 100.000 euros anuales.

Queda excluidos de esta reducción aquellos casos en los que más del 50% de los ingresos procedan de un cliente (persona o entidad) que hubiera tenido contratado por cuenta ajena al autónomo en el año anterior al inicio de la actividad.

 

Exención en el IRPF del 100% de la capitalización del desempleo

El 100% de las cantidades percibidas en concepto de capitalización del desempleo o pago único quedan exentas del IRPF.

Anteriormente se establecía el límite en 15.500 euros. Tanto la exención total actual como la anterior están condicionadas al mantenimiento de la actividad durante cinco años.